El diseñador Miguel Milá ha diseñado el Botijo de este año

El diseñador Miguel Milá presenta presenta su "Botijo del año"  

Una pieza de coleccionista que lleva la firma de todo un referente del diseño industrial
El botijo de autor de 2019 es obra original del prestigioso diseñador Miguel Milá y Sagnier (Barcelona, ​​1931), uno de los referentes del diseño en España. Miembro de la generación de los pioneros del diseño de los años 50, ha visto como algunos de sus muebles y lámparas se han convertido en auténticos clásicos.

Milá ha ideado un botijo bicolor, con la parte inferior de color barro y una parte superior blanca, la parte donde está el asa que integra el pitorro. Destaca el hecho de que es suficientemente estrecho como para poder guardarlo en la puerta de la nevera y ser así utilizado en el día a día. Durante el acto de presentación, el diseñador confesó que en un principio no estaba especialmente motivado para diseñar un botijo, pero que finalmente se ha acabado "enamorando" de esta pieza.

Miguel Milán comenzó a trabajar como interiorista en el estudio de arquitectura de su hermano Alfonso y de Federico Correa. Era una época de crisis, a finales de los cincuenta, en que apenas se sabía qué era el diseño industrial.
Ante la escasez de objetos, medios y materias primas de la época, pronto comienza a diseñar sus propios muebles y lámparas, que no tarda en producir a través de su empresa, Tramo, montada con dos amigos, los arquitectos F . Ribas Barangé y E. Pérez Ullibarri. Sin saberlo, había encauzado su carrera hacia el diseño industrial.

De Tramo (Trabajos Molestos) surgirán las versiones previas a las famosas luces TMC de 1958 y TMM de 1961, "clásicos intemporales" que continúan vendiéndose generaciones después. Más adelante fundará su propio estudio de diseño e interiorismo.

Participa en la creación de ADI FAD junto a André Ricard, Antonio de Moragas, Oriol Bohigas, Alexandre Cirici, Manel Cases, Rafael Marquina y Ramón Marinel·lo, entre otros. Desde su fundación, esta asociación se dedicará a difundir el diseño español en el extranjero y conectar a los jóvenes profesionales españoles con el exterior.

Miguel Milá ha desempeñado un papel fundamental en la historia del diseño catalán moderno. Su trabajo se ha basado en poner al día la tradición: varias de sus piezas han superado las circunstancias en que se produjeron y mantienen hoy en día su validez, "gracias a haber nacido en una época en que se valoraba el rigor y la honestidad ", afirma Milá. En 1987 fue reconocido con la primera edición del Premio Nacional de Diseño y en 2008 recibió el Compasso D'Oro como reconocimiento a su trayectoria profesional y su contribución a la difusión del diseño español en el extranjero.

El botijo se podrá comprar en Argentona los días 5, 6 y 7 de Julio durante la nueva edición de la Feria Argillà.
  • Imágenes cortesía de asesoría de prensa

Comentaris