Perinet Winery: una historia grabada en la roca en el Priorat

La bodega está liderada por Kevin McGlynn, empresario de Washington con múltiples intereses en el mundo del vino y por la preservación de la cultura del vino, que se acompaña de un equipo técnico comandado por el enólogo Toni Sánchez-Ortiz, con gran experiencia en la elaboración de vinos precisos y fieles a su lugar de nacimiento y con personalidades únicas, y por el viticultor y consultor Jean Hoefliger, que se incorporó a Perinet en 2017 aportando la experiencia de su asesoramiento a la bodega californiana Tolosa en San Luis Obispo.


Este refuerzo de la dirección de Perinet ha permitido la coalición de la bodega del Priorat con las californianas Alpha Omega y Tolosa, lideradas por Robin y Michelle Baggett, lo que da pie a la proyección internacional de Perinet Winery.
   
Perinet Winery és una bodega enclavada en un paraje único y singular: El Priorat. Terrenos pizarrosos caracterizados por la llicorella, la piedra típica de la comarca que ayuda a la viña a proporcionar unos vinos profundos y concentrados pero profundamente estructurados y equilibrados. La bodega Perinet Winery tienen un modelo especial de plantaciónde viñas, en terrazas inclinadas.

Situada a 90 minutos de Barcelona y a 30 km del mar, Perinet Winery ocupa 55 ha de terreno, de las que 22 están plantadas. Sus viñas se elevan hasta 700 metros de altitud y se ubican entre los términos de Morera y Cornudella de Montsant.

Proyecto moderno y sus viñas

El moderno edificio que alberga la bodega, con un centro de visitas y una sala de barricas inspirada en Gaudí, catapultan a Perinet como una de las bodegas estéticamente más singulares del Priorat.


Aunque Perinet tiene su origen en el siglo XVIII, cuando la familia francesa Perinet se estableció en la comarca, la bodega se reformuló en 1998, con sus terrazas inclinadas y con plantación de variedades autóctonas e internacionales, pero no fue hasta 2004, cuando Perinet abrió sus puertas oficialmente para ofrecer vinos auténticos y de alta calidad, acompañados de un proyecto enoturístico único.

Rendimiento de la viña

Las 22 ha de la viña de Perinet están dispuestas en un sistema de alta densidad, entre 6.500 y 8.500 plantas por cada hectárea, lo cual actúa como un amortiguador natural contra altos rendimientos.



El uso moderado de fertilizante orgánico se emplea para ayudar a las plantas a encontrar su equilibrio interno mientras luchan unas contra otras por agua y nutrientes. La baja producción para cada planta da como resultado uvas con una concentración excepcional y altas relaciones piel-zumo.

Las viñas de Perinet son:

Finca Mas d'en Xes: Plantada con cabernet, syrah, garnacha y cariñena. La recolección manual se hace durante un periodo prolongado debido a la diferencia en las maduraciones entre las varietales y las exposiciones. Sus vinos son frescos y largos.


Finca Mas Vell: Es el elemento más singular de Perinet. La viña está orientada al sur y produce uvas muy maduras. Se cultivan variedades merlot, syrah, garnacha y cabernet. La poda en verde y la cosecha se hacen a mano. Sus vinos son cálidos y maduros.

Finca Pendents: es la viña más pequeña de Perinet pero con pendientes que exceden el 30%. Sus variedades, la cariñena, la garnacha y el cabernet, poseen una increíble personalidad y textura. Sus vinos son de influencia mediterránea y muy aromáticos.

Presentación de los vinos 2016 en sociedad

Siguiendo este carácter singular, el pasado 28 de septiembre la bodega presentó diversos vinos de la añada de 2016. Estos vinos se maridaron con productos de proximidad de la comarca del Priorat.

Perinet Rosé: Este vino, de venta en exclusiva en la bodega, se maridó con olivas La Masrojana del Masroig. 


Perinet Merit 2016: De color rubí profundo. Aroma intenso a frutos rojos, buena acidez, elaborado a partir de un coupage de merlot, syrah, garnacha y cariñena, la fermentación se realiza 100% en acero inoxidable, igual que su envejecimiento durante 12 meses. Su producción es limitada a 34.000 botellas. Para la ocasión se preparó un maridaje con una selección de quesos de cabra de La Segalla de l'Albiol. Quesos intensos como el sotabosc -pasteurizado-, el màquia, el curat o el blau. 
Dos productos con personalidad que se fusionaron a la perfección.

Perinet 1194: El vino insignia de la bodega, Perinet 1194, rinde homenaje al monasterio de la cartuja de Scala Dei, que fue fundado en el año 1194, y a los monjes que introdujeron el arte de la viticultura en el Priorat. Elaborado a partir de las variedades históricas de garnacha y cariñena, el Perinet 1194 se combinó con una selección de embutidos de la Casa Porqueres de Cornudella de Montsant.

Durante la presentación vieron la luz dos novedades:

Perinet Mas Vell 2016: Vino elaborado a partir de garnacha de la viña de Mas Vell. Con una producción limitada a 1.800 botellas, Mas Vell 2016 es un con un intenso aroma a frutos rojos y un color rubí profundo. Su fermentación se realiza en depósito de acero inoxidable, pero su envejecimiento durante 18 meses es, mayoritariamente, en barrica de roble francés. Perinet Mas Vell 2016 se maridó con los chocolates y bombones de la chocolatería Xocoleda de Poboleda. 

Perinet Pendents 2016: Otra de las novedades presentadas por Perinet. Vino tranquilo elaborado a partir de cariñena en la finca Pendents. Su color violáceo y su consistente sabor a ciruelas pasas y mermelada de cerezas, permite su combinación con cereales, anchoas y olivas. Para la ocasión, se maridó con una selección de aceites del Moli de l'Oli Cabacés, avellanas y almendras de la Selva del Camp y pan del Forn Sistaré. Perinet Pendents ha envejecido durante 18 meses en barrica de roble francés. Su producción es de 1.500 botellas.

  • Imágenes cortesía de asesoría de prensa

Comentaris