Puig Vela Clàssica Barcelona VIII Edición

Cada edición de la regata Puig Vela Clàssica Barcelona ha servido para consolidarla como uno de los principales eventos de la navegación clásica a nivel internacional, tanto por la calidad de sus participantes como por su exclusivo ambiente que, año tras año, gana seguidores incondicionales entre los armadores y aficionados más expertos.
Más de medio centenar de barcos clásicos y de época, procedentes de nuestro país y de otros rincones del mundo (Inglaterra, Francia, Estados Unidos, Italia, etc.), navegan ofreciendo una grandiosa puesta en escena de pura tradición marinera, que raramente puede disfrutarse en grandes ciudades como Barcelona.




VIII Edición. 

Este año, del 15 al 18 de julio, el Real Club Náutico de Barcelona acogerá un encuentro que resulta difícil de cuantificar en cuanto al legado histórico de los barcos que participan. Se darán cita piezas únicas de más de 100 años y barcos más actuales, pero ajustados a los cánones de pureza y tradición de los astilleros artesanales.
Barcos que estarán dirigidos  por  un  selecto  colectivo de regatistas que, además de competir con la misma fiereza y  exigencia  que  los  deportistas  de  otras categorías  náuticas,  integran  el  estilo  y   la   elegancia que sólo puede apreciarse en este espectáculo único, teñido de historia, competitividad y excelencia.
“No hay nada más seductor y esclavizante que la vida humana en el mar.” Joseph Conrad, escritor.
Algunas de las embarcaciones esconden interesantes anécdotas. Como el Moonbeam IV, que cuenta con el prestigio de haber alojado a Rainiero de Mónaco y Grace Kelly durante su luna de miel en 1956; o el Manitou, construido en 1937 y convertido por el Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy en su barco presidencial. Otra leyenda que navegará por aguas barcelonesas es el Marigold, un cutter de época cangreja botado en 1982 y magníficamente restaurado, que fue uno de los primeros diseños de Charles Nicholson.
Los criterios del Reglamento del Comité Internacional del Mediterráneo (CIM) son los que rigen esta regata que estará dividida en tres categorías, según el modelo y el año de construcción de las embarcaciones: Barcos de Época, Clásicos Big Boats.
“Los días en los que se celebra la regata Puig ocupan todos los años un lugar muy destacado en el calendario de nuestra tripulación. Emocionante, vibrante, única… y qué mejor entorno que esta ciudad con su ambiente inmejorable y  su  larga trayectoria náutica. Es una cita obligada para todos los amantes del mundo náutico.”  Antonio Bellés, capitán del Islander.

Texto e imágenes cedidos por la organización

Comentaris