Austria - Viena, Viaje con Encanto

Texto y edición Periodista Jussara Maria Pires de Moura
Fotos Josep M. Vives

Imagenes en Slideshow de Viena

Viena atrapa el viajero

Pocas ciudades en el mundo son tan atractivas como Viena que atrapan al viajero al instante. Viena, la capital de Austria, además de atrapar despierta pasión a todo aquel que la visita. Con tanta historia, arte y tradición cultural es normal sentirse arropado por las maravillas que cercan la ciudad. Para empezar la mayoría de los edificios se encuentran en su casco histórico, que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde destaca la catedral gótica Stephansdom, San Esteban, el Palacio Imperial Hofburg y museo de la Emperatriz Sissi, la iglesia Kapuzinerkirche, lugar que esta enterrada la familia de los Habsburgo, sus calles peatonales Kärtnestrasse, Graben y múltiples de callejuelas estrechas y plazas escondidas. También están los majestuosos edificios del Ringstrasse: Ópera de Viena, Parlamento, Ayuntamiento, Bugtheater, construidos en la época del Emperador Francisco José I.

Viena es la ciudad de la música por excelencia. Para quien gusta de asistir espectáculos puede acudir por la mañana a un entrenamiento de la Escuela de Equitación Española, que forma parte del Palacio Imperial Hofburg, a un concierto de los Niños Cantores de Viena y visitar el cementerio central, Zentralfriedhof, (tomar el tranvía 71), donde yacen Strauss, Schubert y Beethoven y por las tardes o noches escuchar en las iglesias un concierto de órgano, 
posiblemente gratis. 
 Otro gran compositor que destaca en la ciudad es Mozart que actualmente esta de moda, pues  todos los conciertos están dedicados a su obra. Así que, Viena es la capital europea con más encanto siendo elegida cuatro veces como la ciudad del mundo con mejor calidad de vida. La capital imperial elegante y acogedora se vanagloria de tener grandes áreas verdes como sus bellos parques alrededor del anillo con estatuas de grandes musicos, el Prater con su noria gigante de 60 metros de altura y los bosques de Viena.

En cuanto que, el río Danubio con sus aguas profundas que inspiraron el gran Vals de Johann Strauss continúa enamorando corazones. Si bien los canales del Danubio están por todos lados rodeando las bellezas de Viena. También el Palacio de Schömbrunn de estilo barroco (tomar metro U-4) Patrimonio de la Humanidad, construido en el siglo XVII, y que sirvió durante años como residencia de verano de la familia imperial en Viena merece una visita. Tanto  el interior del palacio con sus diversos salones cada cual decorado en un color como sus jardines son visitas indispensable, porque es conocer la vivencia de los emperadores, incluso se puede apreciar como eran los aposentos del emperador Francisco José I. En el tiempo de la emperatriz María Theresia el compositor Mozart a sus cinco años tocó para ella. Todavía hoy, en el parque imperial se alberga el zoológico más antiguo del mundo. Hay que subir hasta la glorieta donde se disfruta de unas vistas esplendidas. 

Si Schönbrunn impresiona por su belleza, el Palacio Belvedere impacta al visitante desde su llegada con sus jardines barrocos. Construido como residencia de verano del Príncipe Eugenio de Saboya, hoy en día alberga un museo de arte, donde en el edificio superior se encuentra la mayor colección de Gustav Klimt, destacando el cuadro del beso más famoso del mundo.
Viena es la ciudad por excelencia de la música y de la escena actual. La gran importancia que siempre ha dado al arte, fomentó en todas las épocas la creatividad del país y atrajo a gente de todo el mundo. Viena ofrece a sus visitantes, entre otras muchas cosas, 50 teatros, cuatro teatros de ópera y varios teatros musicales, más de 150 museos, numerosas galerías de arte, así como festivales de teatro, música y danza de gran prestigio. Todo esto configura un programa extremamente denso para todo el año y convierte la ciudad en una metrópoli líder en Europa en lo que concierne a la diversión y la cultura.

En este panorama cultural no hay que perderse de ver el museo de arte moderna Albertina. Con obras de Monet, Renoir, Cezanne, Matisse, Miró y Picasso son algunos de los artistas que se dan cinta en el Albertina, que esta situado junto al espectacular edificio de La Ópera. El Albertina alberga la mayor colección gráfica del mundo. Contiene 60 mil diseños, aproximadamente un millón de grabados y una amplia colección de fotografías y diseños de arquitectura,  siendo 139 de Durero y 43 de Miguel Ángel. Tras disfrutar del arte puede el viajero gozar de la gastronomía local y de los cafés de la ciudad. El café es la segunda sala de estar del vienés. Es una de las instituciones culturales más acogedoras y dulces de la ciudad. Su repostería no deja indiferente.

En cuanto que la noche vienesa es todo un disfrute natural como pasear por las calles del centro, en especial a Stephansplatzs, donde esta la Catedral San Esteban con siete siglos de historia y su Torre de los Paganos. La torre sur enseña su  aguja de 136 metros. También ir de bar en bar como el triangulo de las Bermudas es saber aprovechar los encantos de la noche, así como ir a Los Heringe de Grínzing, casas de vinos, donde están los bosques de Viena, pero hay que salir del centro de la ciudad a las 17 horas, coger un autobús y buscar el local que más le agrade y alegrarse con un buen resling. Para quien prefiere la tranquilidad el elegante bulevar de la Avenida del Ring de Viena ofrece caminadas inolvidables. En 2015, se celebrará el 150 aniversario de su inauguración con gran festejo, pues sus impresionantes edificios privados y públicos de la segunda mitad del siglo XIX la convierten en un impresionante escaparate turístico de la ciudad.

Más información en http://www.wien.info/es

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

CHORUS LINE producido y codirigido por Antonio Banderas llega al Teatre Tívoli el 21 de febrero

Gira y prórroga en Madrid de PESADILLA EN LA COMEDIA